domingo, 29 de noviembre de 2015

Texto 10.1

Publicado por  el nov 29, 2015 en Prólogo a la carta número diez. El libro de los compromisos. 

10.1 “Es probable que la relación consciente entre sexo y descendencia sea muy reciente en la Historia de esta Humanidad, puede que no más allá de unos cientos de miles de años. Y este descubrimiento no cabe duda que modificó de forma considerable el desarrollo de todos los acontecimientos de la Historia conocida. El conocimiento de que la relación sexual da como resultado el nacimiento de un hijo desemboca en la aparición del concepto de estirpe, ligando a las dos figuras de la pareja con las consiguientes sospechas y vigilancias. La estirpe y la herencia han sido y continúan siendo uno de los mayores focos de conflicto de la relación entre los hombres. Es sabido que hubo civilizaciones no tan antiguas, antes de que Júpiter (Zeus) conquistara el Olimpo, en las que la mujer elegía orgiásticamente al varón para la descendencia, previa selección por medio de pruebas y méritos. Los hijos eran engendrados en la noche de San Juan y nacían a mediados de marzo con la venida del nuevo Sol. Todavía se celebran en muchos puntos del Hemisferio Norte las fiestas del fuego y del agua que conmemoran los tiempos en que las bacantes, las hijas de Baco, hechizaban a los varones, conduciéndolos a los ritos orgiástico amorosos”.

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Día internacional contra la violencia llamada de género.

En otros lugares del planeta no sabría yo decir pero en los países de occidente, en los que tan orgullosos estamos todos de las libertades conquistadas, las mujeres - con pleno derecho a ejercer su santa voluntad y a no atender a consejos ni a razones ni a que se las rechiste - eligen voluntariamente con quien aparearse emparejarse; luego, cuando las cosas les van mal, tiene que acudir la sociedad entera a protegerlas.
Y es que, claro, son víctimas.
Después de muchos mimos y contemplaciones y costar gran cantidad de dinero a todos los contribuyentes entre casas de acogida y programas de ayuda - que a ver cómo puede ayudar nadie ni inmiscuirse en la privacidad de cada pareja - el 90% de ellas termina regresando, también por su santa voluntad, junto al maltratador.
¿No se dieron cuenta, no vieron cuando estaban a tiempo ningún indicio de que el maltratador apuntaba maneras de en qué después devendría?
Sí, pero es que "mi chico me quiere mucho". Y se sienten muy halagadas.
No me dan lástima.
También hay muchos hombres víctimas de violencia que, digo yo, debiera ser llamada igualmente "de género". A ellos no los matan sus compañeras sentimentales con sus propias manos. Y cómo no queda rastro de culpabilidad, ni hay sangre, ni herida - o sí, pero porque mueren en, por ejemplo, accidentes de automóvil que, qué casualidad, son más frecuentes entre hombres que entre mujeres pero la palabra "suicidio" nunca se menciona -, ellas son siempre consideradas inocentes.
Pero ellos, los hombres, víctimas de un machismo "feminista" implacable y feroz, no tienen derecho a quejarse ni a denunciar; y si alguno se atreve será tildado de machista.
Ellos sí me dan lástima.

jueves, 19 de noviembre de 2015

COLAPSO

Es curioso cómo en esta época, demasiado a menudo, solo cambiamos nuestros peores hábitos y nuestras formas y actitudes de vida más perversas y más desafortunadas cuando ya no hay más remedio que hacerlo. Únicamente cuando los acontecimientos nos ponen en una tesitura donde no cabe más remedio que el de asumir el cambio… o enfrentarnos a sus graves e inmediatas consecuencias.
Este tipo de cambio forzado recuerda mucho al cambio que por fin  se opera en las personas que están dominadas por algún tipo de adicción (al fin y al cabo el hábito no deja de ser una adicción, una adicción a una cierta -falsa- sensación de seguridad). Estas personas se resisten al cambio a pesar de que ven meridianamente claro que en ese cambio se encuentra la salida a su situación cada vez más penosa.
¿De dónde procede esta resistencia? Cuando la razón es capaz de vislumbrar claramente cuál es el camino que más conviene, ¿por qué reacciona el sistema hormonal contra ella de manera tan fuerte que la hace cambiar de opinión? La respuesta parece clara: por hábito...

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Ejecutado por este video



Tiempo después veo que el video no está disponible. Pero haciendo clic en el título de esta entrada sí se puede leer la noticia completa.

Caja de bombones

Caja de bombones
Una de esas cajas que se pueden encontrar en cualquier cajón de cualquier aparador de cualquier comedor o cuarto de estar de cualquier casa y en las que, cuando las abrimos, nada más encontramos pequeños cirindulillos inservibles que, hace ya tantos años, imaginamos que alguna vez podíamos necesitar. Esta, afortunadamente, está como se puede ver vacía.