domingo, 31 de mayo de 2015

Texto 8.27

Publicado por  el may 31, 2015 en Octavo Mensaje. Bailando sobre los hilos de Maya 

8.27 “Toda experiencia es un encuentro que amplía el límite de la realidad mental, despejando parte de la niebla en que se ve atrapada la consciencia. Por ello en el primer proceso del aprendizaje, conjugar la información con la experiencia subjetiva es la música, la única postura que en realidad enriquece el pensamiento cognoscitivo.”
8_27
COMENTARIO DE EL AVENTURERO
Es bastante probable que si uno no tiene una experiencia que le implique emocional y sensorialmente a partir de lo que está aprendiendo, el aprendizaje se le olvide rápidamente.
Uno puede aprenderse de memoria un lista de los ríos de España, y también puede ir a un río y recorrerlo, ver cómo cambia el caudal, dónde nace y como es su dembocadura en el mar, bañarse en él, observar la complejidad de la biología que lo acompaña, la actividad humana que puede generar a partir de sus características, investigar todo el ciclo del agua y como consecuencia abrir un montón de interrogantes, preguntas y temas. Esto puede ser tan apasionante y divertido que genere en nosotros un interés y movimiento hacia múltiples aspectos y una experiencia que no se olvidará. Todo mucho más real y enriquecedor que la memorización.
Así que el aprendizaje requiere que nos “mojemos”, que experimentemos las consecuencias y que permitamos que todo el proceso nos lleve a otros lugares.
Pasar del aprendizaje pasivo y memorístico a la experimentación, del adiestramiento a la aventura, es saltar de una educación cuyo objetivo es normalizar conductas y conocimiento, a una educación que permita el desarrollo y disfrute de nuestras capacides para alcanzar una mayor libertad.
Se podría abrir un interesante debate sobre qué es la experiencia. No sólo aprendemos a través de la acción, también los procesos teóricos intelectuales o poéticos, y la mística, son caminos del aprendizaje y el conocimiento… el pensamiento es acción en sí mismo y tal vez la experiencia se produce en diferentes planos según que memorias, recursos y recorridos estemos poniendo en funcionamiento desde nuestra capacidad cerebral…
Más allá de escuelas y universidades, a lo largo de la vida, cada uno tendrá que descubrir su propia música, si se busca crecer y ampliar los pequeños mundos que construimos.
http://www.otraspoliticas.com/educacion/hartos-de-esta-escuela

miércoles, 27 de mayo de 2015

¿Qué es el umbral de la pobreza?

Luego, escucha una decir que Los españoles en situación de pobreza alcanzan ya el 29,2%, al aumentar dos puntos en un año  y se piensa que andan muriéndose de hambre por las esquinas.
Pero resulta que no es tan así; y si lo fuera o fuese yo misma - sin ir más lejos - estaría bajo ese umbral.
Y yo sin saberlo.
Lastima de no estar pagando una hipoteca. Dejaría de pagarla y acudirían presurosos los podemitas a defenderme.
Y me invitarían a algunas televisiones a que contara lo desgraciada que soy.
Y me haría famosa.
Clic en el título

¡Una limosnita, por el amor de Dios!



Envidia, odio y ganas de venganza


jueves, 21 de mayo de 2015

Por usted no pasa el tiempo, señor Fraguas


¿Se refiere al partido popular o a los socialistas? De cualquier modo usted, Sr. Fraguas, no lo ha perdido nunca, ni con los unos ni con los otros; y conservando - eso hay que reconocérselo - siempre exactamente la misma gracia.
Vamos que, intemporal, sirve en cualquier momento y para todo.

martes, 12 de mayo de 2015

Los Castro


En el Mundo de hoy (edición digital)

EEUU Polémico artículo en la 'London Review of Books'

La 'verdadera' historia de la muerte de Bin Laden

El periodista Seymour Hersh detalla en un artículo las 'mentiras' del fin del líder de Al Qaeda

No se produjo ningún tiroteo en su casa de Pakistán ni se arrojó su cadáver al mar

Un alto cargo del espionaje paquistaní se lo contó todo a la CIA a cambio de dinero


Osama bin Laden, en una imagen de vídeo encontrada en su casa de...


Caja de bombones

Caja de bombones
Una de esas cajas que se pueden encontrar en cualquier cajón de cualquier aparador de cualquier comedor o cuarto de estar de cualquier casa y en las que, cuando las abrimos, nada más encontramos pequeños cirindulillos inservibles que, hace ya tantos años, imaginamos que alguna vez podíamos necesitar. Esta, afortunadamente, está como se puede ver vacía.