domingo, 29 de noviembre de 2015

Texto 10.1

Publicado por  el nov 29, 2015 en Prólogo a la carta número diez. El libro de los compromisos. 

10.1 “Es probable que la relación consciente entre sexo y descendencia sea muy reciente en la Historia de esta Humanidad, puede que no más allá de unos cientos de miles de años. Y este descubrimiento no cabe duda que modificó de forma considerable el desarrollo de todos los acontecimientos de la Historia conocida. El conocimiento de que la relación sexual da como resultado el nacimiento de un hijo desemboca en la aparición del concepto de estirpe, ligando a las dos figuras de la pareja con las consiguientes sospechas y vigilancias. La estirpe y la herencia han sido y continúan siendo uno de los mayores focos de conflicto de la relación entre los hombres. Es sabido que hubo civilizaciones no tan antiguas, antes de que Júpiter (Zeus) conquistara el Olimpo, en las que la mujer elegía orgiásticamente al varón para la descendencia, previa selección por medio de pruebas y méritos. Los hijos eran engendrados en la noche de San Juan y nacían a mediados de marzo con la venida del nuevo Sol. Todavía se celebran en muchos puntos del Hemisferio Norte las fiestas del fuego y del agua que conmemoran los tiempos en que las bacantes, las hijas de Baco, hechizaban a los varones, conduciéndolos a los ritos orgiástico amorosos”.

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Día internacional contra la violencia llamada de género.

En otros lugares del planeta no sabría yo decir pero en los países de occidente, en los que tan orgullosos estamos todos de las libertades conquistadas, las mujeres - con pleno derecho a ejercer su santa voluntad y a no atender a consejos ni a razones ni a que se las rechiste - eligen voluntariamente con quien aparearse emparejarse; luego, cuando las cosas les van mal, tiene que acudir la sociedad entera a protegerlas.
Y es que, claro, son víctimas.
Después de muchos mimos y contemplaciones y costar gran cantidad de dinero a todos los contribuyentes entre casas de acogida y programas de ayuda - que a ver cómo puede ayudar nadie ni inmiscuirse en la privacidad de cada pareja - el 90% de ellas termina regresando, también por su santa voluntad, junto al maltratador.
¿No se dieron cuenta, no vieron cuando estaban a tiempo ningún indicio de que el maltratador apuntaba maneras de en qué después devendría?
Sí, pero es que "mi chico me quiere mucho". Y se sienten muy halagadas.
No me dan lástima.
También hay muchos hombres víctimas de violencia que, digo yo, debiera ser llamada igualmente "de género". A ellos no los matan sus compañeras sentimentales con sus propias manos. Y cómo no queda rastro de culpabilidad, ni hay sangre, ni herida - o sí, pero porque mueren en, por ejemplo, accidentes de automóvil que, qué casualidad, son más frecuentes entre hombres que entre mujeres pero la palabra "suicidio" nunca se menciona -, ellas son siempre consideradas inocentes.
Pero ellos, los hombres, víctimas de un machismo "feminista" implacable y feroz, no tienen derecho a quejarse ni a denunciar; y si alguno se atreve será tildado de machista.
Ellos sí me dan lástima.

jueves, 19 de noviembre de 2015

COLAPSO

Es curioso cómo en esta época, demasiado a menudo, solo cambiamos nuestros peores hábitos y nuestras formas y actitudes de vida más perversas y más desafortunadas cuando ya no hay más remedio que hacerlo. Únicamente cuando los acontecimientos nos ponen en una tesitura donde no cabe más remedio que el de asumir el cambio… o enfrentarnos a sus graves e inmediatas consecuencias.
Este tipo de cambio forzado recuerda mucho al cambio que por fin  se opera en las personas que están dominadas por algún tipo de adicción (al fin y al cabo el hábito no deja de ser una adicción, una adicción a una cierta -falsa- sensación de seguridad). Estas personas se resisten al cambio a pesar de que ven meridianamente claro que en ese cambio se encuentra la salida a su situación cada vez más penosa.
¿De dónde procede esta resistencia? Cuando la razón es capaz de vislumbrar claramente cuál es el camino que más conviene, ¿por qué reacciona el sistema hormonal contra ella de manera tan fuerte que la hace cambiar de opinión? La respuesta parece clara: por hábito...

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Ejecutado por este video



Tiempo después veo que el video no está disponible. Pero haciendo clic en el título de esta entrada sí se puede leer la noticia completa.

domingo, 25 de octubre de 2015

Texto 9.15


Publicado por el oct 25, 2015 en Prólogo a la carta número nueve. La sangre del futuro,                          
9.15 “De los tres elementos que el hombre toma del exterior, el combustible es el que comunica con la síntesis que la Tierra ha hecho de la energía solar; podríamos decir que la vida está compuesta de millones de encuentros entre los guerreros luminosos que cabalgan los fotones que vienen del Sol y los espejos de sirenas de la memoria del agua que se abren buscando la continua latencia de una nueva posibilidad. Una posibilidad en la que se mantenga el respeto al sacrificio y la alegría de la responsabilidad última”.

Kira-9.15
COMENTARIO DE EL AVENTURERO
No hay más que mirar dentro de uno, para comprender que la mayor parte de las reacciones bioquímicas de nuestro cuerpo quedan lejos del control del intelecto, de la voluntad. Permitiendo que unas leyes desconocidas pinten un cuadro nuevo cada día. Como si la vida fuera una invención, una aventura, un salto a lo desconocido, donde una fuerza interna creadora, desde el interior de la esfera de la consciencia, pudiera redimir nuestro atormentado mundo. Como si cada uno viviera un secreto que tuviera que manifestarse.
En la Odisea el canto de las sirenas de por sí no es mortal. Odiseo lo escucha, atado al mástil, pero no muere. Muere quien se detiene, encantado y fijo en una letal inmovilidad. Las sirenas son como componentes del cortejo de Persófone, cuyo canto permite alcanzar el mundo subterráneo, llevado por el afán de saber, por la curiosidad. Seguramente, si no existiera esa chispa (la necesidad de ser), no habría más que polvo.
Los hombres no están frente a la realidad y separados de ella, sino insertos en la realidad, en la naturaleza, en la sociedad. Se hallan confrontados directamente a las cosas y deben interpretarlas no sin esfuerzos porque no disponen de conceptos eternos. Conocer es, entonces, movilizar todas nuestras potencialidades –vivir, crear, rendir culto, comprender, amar, comer-, porque no es posible discernir racionalmente cual es nuestro anclaje en el entorno, hacer que el ojo de la consciencia escrute lo que lo constituye, aquello que orienta y dirige su visión.
Suponer que uno se instala de una vez por todas en las leyes inalterables y eternas de algo llamado pensamiento –una cierta realidad interior, firme como una roca-, puede suponer el más profundo de los malentendidos. Es hacer que el hombre cese de sondearse, de penetrar siempre más en sí mismo y no deje de lado todos sus miedos, su egocentrismo, su pequeñez.
Pero la esencia del ser humano simboliza todo lo contrario: es hacer que la mayor parte posible del inconsciente libere sus secretos, que los más sutiles mecanismos de la psique se aclaren, que el pensamiento ya no conozca trabas, bloqueos, regiones que le resultan prohibidas.
¿Por qué estamos aquí? ¿En qué hemos de ocuparnos? ¿Cuáles son nuestros fines? La naturaleza es como el alfabeto hebreo. Sólo contiene consonantes. La vocales hemos de ponerlas nosotros; de lo contrario, no podremos leer las palabras.

domingo, 13 de septiembre de 2015

Texto 9.9

Publicado por el sep 13, 2015 en Prólogo a la carta número nueve. La sangre del futuro 

9.9 “Fue la dedicación a las cosechas, la mirada paralela al cielo y a la tierra lo que originó el nacimiento del calendario. La medición del tiempo como necesidad pasó a ser una obsesión, y Cronos, con su ojo redondo con un mallo clavado en el centro, llegó a ser, y aún sigue siendo, el gran vigilante de las acciones humanas. El viejo dios que se come a sus hijos, el dios vicario de una razón condenada a la infancia sigue teniendo tal importancia que se ha convertido en el oculto enemigo de todos. Todos luchan contra él, mientras el viejo invento de rostro borroso sigue mirando a Urano, haciendo latir rítmicamente un corazón de polvo de estrellas”.

domingo, 5 de julio de 2015

Texto 9.4

Publicado por  el jul 5, 2015 en Prólogo a la carta número nueve. La sangre del futuro 

“9.4 La tendencia a la comida en grupo proporciona a la sociedad humana un aspecto de solidaridad en lo relacionado a la supervivencia, con todos sus matices de complicidad y con todas las consecuencias de responsabilidades y jerarquías que dan lugar a derechos y estructuras de poder.”

martes, 9 de junio de 2015

El ventilador de la señorita Susi

Que la abuela - pobrecita, si levantara la cabeza - siempre lo dijo "no sé adónde vamos a llegar con tanta especialización".

Mírala a ella, cuando jovencita.

lunes, 1 de junio de 2015

Foto tomada de un periódico de hoy

¿Sería pensable dejar sin ayuda a esta mujer, una joven de 19 años, y al hijo recién nacido que tiene en sus brazos? Evidentemente no; y sin embargo tampoco puede ignorarse que en esos barcos viajan personas que representan - por sus ideas radicales -, aparte del problema económico, un peligro a no muy largo plazo para el mundo occidental.
¿Dónde está la solución? ¿Cómo tendrían los gobiernos que actuar para no dejar desamparados a los que necesitan amparo y salvaguardar a los amenazados?

Mujer con su hijo en brazos

domingo, 31 de mayo de 2015

Texto 8.27

Publicado por  el may 31, 2015 en Octavo Mensaje. Bailando sobre los hilos de Maya 

8.27 “Toda experiencia es un encuentro que amplía el límite de la realidad mental, despejando parte de la niebla en que se ve atrapada la consciencia. Por ello en el primer proceso del aprendizaje, conjugar la información con la experiencia subjetiva es la música, la única postura que en realidad enriquece el pensamiento cognoscitivo.”
8_27
COMENTARIO DE EL AVENTURERO
Es bastante probable que si uno no tiene una experiencia que le implique emocional y sensorialmente a partir de lo que está aprendiendo, el aprendizaje se le olvide rápidamente.
Uno puede aprenderse de memoria un lista de los ríos de España, y también puede ir a un río y recorrerlo, ver cómo cambia el caudal, dónde nace y como es su dembocadura en el mar, bañarse en él, observar la complejidad de la biología que lo acompaña, la actividad humana que puede generar a partir de sus características, investigar todo el ciclo del agua y como consecuencia abrir un montón de interrogantes, preguntas y temas. Esto puede ser tan apasionante y divertido que genere en nosotros un interés y movimiento hacia múltiples aspectos y una experiencia que no se olvidará. Todo mucho más real y enriquecedor que la memorización.
Así que el aprendizaje requiere que nos “mojemos”, que experimentemos las consecuencias y que permitamos que todo el proceso nos lleve a otros lugares.
Pasar del aprendizaje pasivo y memorístico a la experimentación, del adiestramiento a la aventura, es saltar de una educación cuyo objetivo es normalizar conductas y conocimiento, a una educación que permita el desarrollo y disfrute de nuestras capacides para alcanzar una mayor libertad.
Se podría abrir un interesante debate sobre qué es la experiencia. No sólo aprendemos a través de la acción, también los procesos teóricos intelectuales o poéticos, y la mística, son caminos del aprendizaje y el conocimiento… el pensamiento es acción en sí mismo y tal vez la experiencia se produce en diferentes planos según que memorias, recursos y recorridos estemos poniendo en funcionamiento desde nuestra capacidad cerebral…
Más allá de escuelas y universidades, a lo largo de la vida, cada uno tendrá que descubrir su propia música, si se busca crecer y ampliar los pequeños mundos que construimos.
http://www.otraspoliticas.com/educacion/hartos-de-esta-escuela

miércoles, 27 de mayo de 2015

¿Qué es el umbral de la pobreza?

Luego, escucha una decir que Los españoles en situación de pobreza alcanzan ya el 29,2%, al aumentar dos puntos en un año  y se piensa que andan muriéndose de hambre por las esquinas.
Pero resulta que no es tan así; y si lo fuera o fuese yo misma - sin ir más lejos - estaría bajo ese umbral.
Y yo sin saberlo.
Lastima de no estar pagando una hipoteca. Dejaría de pagarla y acudirían presurosos los podemitas a defenderme.
Y me invitarían a algunas televisiones a que contara lo desgraciada que soy.
Y me haría famosa.
Clic en el título

¡Una limosnita, por el amor de Dios!



Envidia, odio y ganas de venganza


jueves, 21 de mayo de 2015

Por usted no pasa el tiempo, señor Fraguas


¿Se refiere al partido popular o a los socialistas? De cualquier modo usted, Sr. Fraguas, no lo ha perdido nunca, ni con los unos ni con los otros; y conservando - eso hay que reconocérselo - siempre exactamente la misma gracia.
Vamos que, intemporal, sirve en cualquier momento y para todo.

martes, 12 de mayo de 2015

Los Castro


En el Mundo de hoy (edición digital)

EEUU Polémico artículo en la 'London Review of Books'

La 'verdadera' historia de la muerte de Bin Laden

El periodista Seymour Hersh detalla en un artículo las 'mentiras' del fin del líder de Al Qaeda

No se produjo ningún tiroteo en su casa de Pakistán ni se arrojó su cadáver al mar

Un alto cargo del espionaje paquistaní se lo contó todo a la CIA a cambio de dinero


Osama bin Laden, en una imagen de vídeo encontrada en su casa de...


domingo, 26 de abril de 2015

Texto 8.22

Publicado por  el abr 26, 2015 en Octavo Mensaje. Bailando sobre los hilos de Maya

8.22 “Las dos maneras de contemplar la vida de este tercer tiempo, autoafirmación y autonegación, cierran la puerta a inscribir en el cerebro el interrogante de la ignorancia. El hombre tecnocrático se aleja en progresión geométrica del hambre de curiosidad, saciado por el banquete grosero del bienestar y arropado por la avalancha de informaciones mezcladas e insustanciales. Se pierde la noción de que lo ignorado supera con creces a lo conocido, aunque con ello se pretenda entender el todo. Ni siquiera se asume que cuando alguien nace cambia el mundo, y cuando alguien muere, también”.
8_22

viernes, 27 de marzo de 2015

¿Se puede afirmar algo así de forma tan categórica?

Todo lo que son aspectos técnicos podrán ser investigados, y llegarse a conclusiones incuestionables; pero afirmar que lo hizo de forma voluntaria...
Que, sí, pudiera ser, como hipótesis; pero como una hipótesis más entre otras muchas.
¿Quién puede saber que le estaba sucediendo al copiloto, qué estaba pasando en su mente ni en su alma?
Además, sus padres. También los padres de este hombre son familiares de víctima; o víctima ha estado siendo hasta que se ha hecho una afirmación tan drástica.
Me parece injusto y aventurado.
E injusto también que sobre los padres haya de pesar ya para siempre el estigma de ser los padres de un... ¿asesino?, ¿homicida?

domingo, 22 de marzo de 2015

Texto 8.17

Publicado por  el mar 22, 2015 en Prólogo a la carta número ocho. Encima de las estrellas.

8.17 “Pero si el resto de las funciones que pueden completar la consciencia están ya escritas y forman la parte básica del destino, sería la lectura de ese libro “dhármico” el único objetivo, al menos el esencial, de la vida. El objetivo que conecta con la supraconsciencia. El paso que debe llevar al hombre a defender su compromiso consigo mismo, a asomarse al misterio de por qué nació, a sentir el latido de esa frontera donde ya no hay espacio, donde ya no hay tiempo. Y parece que a pesar de las formas sociales y culturalistas que cierran caminos, que conducen a fondos de saco, el mundo, el aire, la memoria de futuro de todo lo que rodea a la vida está lanzando mensajes permanentes de esperanza, y sólo hay que multiplicar la atención para percibir que sí hay procedimientos que enseñen a leer las páginas que se ocultan en el neocórtex y en la membrana de la célula. Hay formas de enfocar la vida para que cada instante sea una resurrección, un encuentro con una nueva propuesta que sólo hay que querer descubrir para vislumbrar un nuevo campo de ignorancia”.
8_17

domingo, 15 de febrero de 2015

Texto 8.12

Publicado por  el feb 15, 2015 en Prólogo a la carta número ocho. Encima de las estrellas.

8.12 “¿Pero es cierto que el hombre se conforma con el confort que le puede proporcionar el hábitat estable o la tecnología?; puede que mientras no asegure su supervivencia o siga latiendo el miedo a perder lo conseguido, ligue su vida al juego modélico de la estabilidad económica, pero dentro de cada ser humano surge la pregunta: ¿para qué? El criterio utilitarista educativo ha situado el placer de saber en el último eslabón de las prioridades de la sociedad moderna, de tal forma que el estudio ha de estar ligado al para qué. El viejo planteamiento del estudio entroncado a la felicidad, al conocimiento, a ir rodeando la mente de interrogantes que lancen la consciencia hacia el infinito, ha sido reemplazado por algunas preguntas útiles contestadas de manera categórica y doctrinal”.
8_12_ok
COMENTARIO DE EL AVENTURERO
El placer de saber. Tal vez el problema que se oculta detrás de la renuncia a dicho placer radique en la tergiversación que se ha ido tejiendo alrededor de la propia idea de placer. Ya no se trata más de un regocijo íntimo, de la fruición de descubrir incógnitas personalmente y cuidadosamente erigidas, cuestionamientos que hemos visto nacer, crecer, multiplicarse en nuestra mente a lo largo del tiempo y del estudio. No. Ahora el placer ya no es de ningún modo placer si no es visible al exterior, si no es demostrativo de las cualidades que nos adornan como pensadores, investigadores, artistas capaces de presentar resultados. Ahora el placer solo es placer si dispone de testigos, si es exhibicionista. Y no me refiero al más o menos lógico prurito de comunicar los hallazgos personales al resto del mundo tras la ardua y deliciosa tarea de llegar a un gran o pequeño ¡eureka!, seguramente sin el menor interés para el criterio tecnocrático y utilitarista. El placer así se ha convertido en prestigio, y el prestigio se ha convertido en poder. El poder de saber. Porque cada vez se tratará más de un saber enfocado hacia el que lo paga, y eso es lo que lo hace útil. Un saber a la postre dirigido por el que lo paga.
El eclipse de las Humanidades. Eso lo explica todo.
El eclipse digo, y no la abolición, porque todos sabemos que pasadas estas tristes y largas horas de ignominia plana y utilitarista, las Humanidades regresarán. Las auténticas Humanidades, es decir, aquellas ciencias en cuyo seno no habrá que desenmascarar lo categórico y lo doctrinal, porque inevitablemente se denunciarán a sí mismas. ¿Por qué? Porque lo doctrinal bloquea la pregunta, cierra la interrogación, y la interrogación debe seguir abierta hasta el infinito.

viernes, 23 de enero de 2015

Mayte Carrasco

Estoy escuchando la radio y Luis Herrero la entrevista al respecto de las amenazas recibidas (enlace en título de esta entrada).
Se queja, entre otras cosas, de que las amenazas en las redes sociales puedan ser anónimas; y argumenta que que mientras el periodista está identificado e incluso un particular que quiera que le publiquen un escrito en la sección "cartas al director" de cualquier diario ha de proporcionar su nombre y su DNI, en las redes sociales no se exige ningún requisito. Puede decirse cualquier cosas y proferir cualquier tipo de insultos y de amenazas con absoluta impunidad.
No estoy en Twitter, ni en Facebook un poco, por - entre otros - ese motivo. 
No me gusta opinar acerca de lo que sea y que cualquiera me pueda responder con la impertinencia que se le antoje amparado en el anonimato.
¿No sería lógico que hubiera que identificarse y que falsear los datos estuviera penado?

martes, 13 de enero de 2015

Del brazo de las palabras

Déjame sola le dijo la soledá a la querencia por arrimarse cansina a recuerdos que traían remembranzas de pesares y resabios de contritos paticortos resquemores y lengüilargos sonsones repitiendo a cada paso que de mí quería llevarme más que yo me resistía “no te lleves el disgusto, déjalo que aquí se goce de plañir  sereno y libre de risas que si te aguardan mal augurio a él le darían”.

Y la querencia callaba, y ya ni querer quería ni llevarse ni dejarse ni disgusto ni cansinas mil traídas y llevadas retahílas repetidas por las voces que se daban, arrimándose o con rima, en partida y retirada la mitad que se medían viejas lágrimas vertidas y en llegando,  sin dar ruido que diera lugar a oírlas, las palabras que dijeran bocas que ya no darían a pregonero algún cuarto ni lamentos a cuartillas.

Y soledad y querencia que por mí se debatían se tiraron de los pelos y al degüello en sus porfías por ganarme y por perderme sin importar qué quería perder o ganar el alma que en el mi interior latía viendo cómo se enzarzaban en enredos que darían al traste con los afanes que a las ambas dos movían impartiéndose mandobles que a la larga doblaría el brazo de las palabras que a mi mano llevarían a trazar tan solo cantos de alabanza en mis cuartillas.

domingo, 4 de enero de 2015

Texto 8.6

Publicado por  el ene 4, 2015 en Prólogo a la carta número ocho. Encima de las estrellas. 

8.6 “La valoración del hombre en función de su capacidad de consumo ha cambiado las fantasías de transformación por el credo obsesivo de adaptarse a las circunstancias. La responsabilidad parece un concepto desconectado de su esencia y se ha ido ligando a los planteamientos económicos. El hombre parece necesitar cubrir la apuesta de ser un animal racional”.
8_6

Caja de bombones

Caja de bombones
Una de esas cajas que se pueden encontrar en cualquier cajón de cualquier aparador de cualquier comedor o cuarto de estar de cualquier casa y en las que, cuando las abrimos, nada más encontramos pequeños cirindulillos inservibles que, hace ya tantos años, imaginamos que alguna vez podíamos necesitar. Esta, afortunadamente, está como se puede ver vacía.