lunes, 1 de diciembre de 2014

Una estafa

El pasado viernes me llaman por teléfono desde el nº 913013643 y una señorita que me dice que es de Gas Natural me informa de que hoy lunes, a las 12:30 vendrá un técnico a hacer la revisión de mantenimiento anual de la caldera.
No me extraña demasiado, ya que tengo contratado con Gas Natural el servicio de mantenimiento ServiGas, aunque sí le comento que un poco se están adelantando ya que esa revisión la han hecho todos los años en enero.
Ella dice que es que van un poco adelantados, y aunque me queda un poco de mosqueo no telefoneo - que en un primer momento es mi intención - para comprobar que es cierto.
Esta mañana me viene en efecto un señor. Me choca nada más verlo que no traiga el gran maletón que suelen llevar los revisores del gas pero - pese a mi desconfianza - lo dejo entrar.
No revisa nada, saca unos papeles y me dice que es que ha cambiado la normativa y que ahora las revisiones de mantenimiento pasan a ser bianuales - que eso sí creo que es verdad porque algo al respecto he leído en internet - pero qué debo pagar 139,49 € por ese contrato.
Ahí, ya francamente mosqueada, le explico que según mi contratación con gas natural yo nunca debo pagar nada en efectivo, y que quiero llamar a gas natural para verificar.
El dice muy amable "yo le doy el número", y me facilita el número que he escrito arriba y que también sirve el 910325822, y yo le respondo que eso a mí no me garantiza que dichos números sean de gas natural.
Se muestra entonces un poquito impaciente y dice que él no puede perder su tiempo esperando a que yo haga las llamadas pertinentes.
Yo ya estoy para entonces bastante inquieta. Quiero que se marche cuanto antes y como, para decir la verdad, tengo un poquito de miedo de entrar en discusión porque me siendo algo indefensa, decido pagar, con la tarjeta, en uno de esos terminales en que se teclea un pin.
Me deja, eso sí, la copia del pago con la tarjeta y un papel de color rosa que pone arriba, en letras grandes CONSULT GAS Y ENERGIAS punto de servicio del producto de Gas Natural y energía, y se marcha él, y muy contenta yo de verlo fuera de mi casa telefoneo de inmediato a Gas Natural y ahí me dicen que ellos no saben nada de esa empresa, y que todas las revisiones de gas natural que yo tengo contratadas son enteramente gratis; y me aconseja que llame al banco a ver si se puede anular el pago.
Y llamo, pero me explican que un pago con tarjeta no se puede anular.
Busco acto seguido en internet, y no encuentro ninguna empresa con ese nombre que he escrito en rojo, aunque sí encuentro esta página, y con fecha de hoy mismo, esta otra.
La conclusión ha sido que la cosa no tiene ya remedio, y que por evitar males mayores caso de que tal vez hubiera el hombre "secuestrado" mi pin o algo, he vuelto a telefonear al banco y cancelado la tarjeta.
He querido escribirlo aquí por si alguien lo lee y la estupidez que yo he hecho puede servirle de escarmiento.
También he encontrado esta, con la misma historia.

Caja de bombones

Caja de bombones
Una de esas cajas que se pueden encontrar en cualquier cajón de cualquier aparador de cualquier comedor o cuarto de estar de cualquier casa y en las que, cuando las abrimos, nada más encontramos pequeños cirindulillos inservibles que, hace ya tantos años, imaginamos que alguna vez podíamos necesitar. Esta, afortunadamente, está como se puede ver vacía.