lunes, 17 de noviembre de 2014

En el mundo de hoy


Estaba en el bar, desayunando y al pasar la página no me di cuenta en un principio de qué estaba viendo, pero como tenía algo de extraño y era muy grande - ocupaba casi media página - me fijé en el pie de foto y ahí pude leer "captura de video que muestra a yihadistas del estado islámico preparando la decapitación simultanea de militares sirios prisioneros".
Los miré despacio, de uno en uno, a los que están de pie, y no vi en sus caras nada que denotase que son monstruos, o que están locos.
Y me sobrecogió considerar con qué inocencia nos vemos, nos miramos los unos a los otros, y nos percibimos como no muy distintos de nosotros mismos.
Y, pensativa, seguí bebiendo mi café.
Muy pensativa, sí; pero seguí bebiendo mi café.

Caja de bombones

Caja de bombones
Una de esas cajas que se pueden encontrar en cualquier cajón de cualquier aparador de cualquier comedor o cuarto de estar de cualquier casa y en las que, cuando las abrimos, nada más encontramos pequeños cirindulillos inservibles que, hace ya tantos años, imaginamos que alguna vez podíamos necesitar. Esta, afortunadamente, está como se puede ver vacía.