jueves, 22 de agosto de 2013

22/8/2013 12:45

¡¡¡Fíjate lo que me ha hecho!!!



Se lo enseñé, para que lo viese, pero nada más se lo estaba enseñando, sólo para que lo viese, tú lo viste con tus propios ojos, es un archivo pdf pero no sé cómo se las ha arreglado que ha escrito en él lo que le ha dado la gana, míralo aquí en grande. Te digo, bueno, que lo he dicho tantas veces, que me desespera ¿Cuántas veces tendré que decirle que detesto que toque mis cosas?
Cuando digo debajo del felpudo, tesoro, es debajo del felpudo. Sobre el quicio de la puerta la dejaba Grace Kelly en crimen perfecto, pero en nuestra puerta sabes perfectamente que el quicio no sobresale. Además, ¿me parezco yo a Grace Kelly?
Te has vuelto a dejar abierto el tubo de la pasta de dientes.

Caja de bombones

Caja de bombones
Una de esas cajas que se pueden encontrar en cualquier cajón de cualquier aparador de cualquier comedor o cuarto de estar de cualquier casa y en las que, cuando las abrimos, nada más encontramos pequeños cirindulillos inservibles que, hace ya tantos años, imaginamos que alguna vez podíamos necesitar. Esta, afortunadamente, está como se puede ver vacía.