miércoles, 5 de junio de 2013

POLICÍAS Artículo de Barbara Alpuente en Otras Políticas

Alicia Bermúdez 5 junio, 2013 at 14:40 # 
Tengo un amigo que tiene un amigo escritor que dice que no quiere publicar lo que escribe. Mi amigo le pregunta por qué y el escritor contesta que porque tiene miedo de que lo lean mal.
A mi me parece que aquí, a Barbara, le está pasando algo parecido. Bueno, puede ser mi apreciación muy subjetiva.
¿Sabes, Yaya Ceravieja? Hace un par de años algunos vecinos denunciaron a los que teníamos aire acondicionado. Recibimos del ayuntamiento unas cartas que metían los corazones en un puño, pero, eso sí, muy respetuosas, todo muy dentro de los límites de la corrección.
Creo que incluso me trataban de “distinguida señora” y se despedían con un cordial saludo.
Bueno, a lo mejor he exagerado un pelín.
Pero estoy segura – pero que segura, segura, y segura además de no estar exagerando – de que media una gran distancia entre la forma y el espíritu de las cosas.
En los comentarios que llevo leído queda bastante patente que lo importante son las formas.
Al espíritu que le frían un paraguas (o dos si son pequeños).
Nota: Lo de los paraguas no es mío, pero es que me parece muy bonito.

Caja de bombones

Caja de bombones
Una de esas cajas que se pueden encontrar en cualquier cajón de cualquier aparador de cualquier comedor o cuarto de estar de cualquier casa y en las que, cuando las abrimos, nada más encontramos pequeños cirindulillos inservibles que, hace ya tantos años, imaginamos que alguna vez podíamos necesitar. Esta, afortunadamente, está como se puede ver vacía.