sábado, 22 de septiembre de 2012

Copia no autorizada





Ata-moscas-por-el-rabo dijo...
“ “– ¿Qué importa nada cuando saber no importar lo importa todo? — Preguntó sin esperar respuesta quien, olvidando saber que no importaba, recordó recordar que había olvidado que importar o no importar no importa nada”.
Recordó que (palabra por palabra) alguna vez había pensado quien, pensando saber que no importaba, olvidó no recordar que había olvidado que importar a quien le importaba no importaba.”.”.
“ “– Es que olvidó que (olvido por olvido) — recordó la respuesta inesperada — saber no recordar que el olvido no importaba era no saber olvidar que, a quien no le importaba, no importaba”.
Recordó que (olvido por recuerdo) alguna vez había pensado quién, pensando saber qué no importaba, olvidó no recordar que había olvidado qué importar o no importar a quién importaba no importaba.”.”.



Caja de bombones

Caja de bombones
Una de esas cajas que se pueden encontrar en cualquier cajón de cualquier aparador de cualquier comedor o cuarto de estar de cualquier casa y en las que, cuando las abrimos, nada más encontramos pequeños cirindulillos inservibles que, hace ya tantos años, imaginamos que alguna vez podíamos necesitar. Esta, afortunadamente, está como se puede ver vacía.