jueves, 26 de abril de 2012

Fhbeaoh en comentarios al texto 3.3 de la aventura del pensamiento


"Fhbeaoh
20 enero, 2012
Es portentoso cuántos conocimientos tienen ustedes, las gentes de ahora, y la cantidad de palabras para expresar esos conocimientos, y lo bien que las enganchan a unas con otras para — enlazadas adecuadamente — mostrarse sus respectivos pensamientos, y sus reflexiones, unos a otros.
Los conocimientos nuestros eran infinitamente más rudimentarios aunque ya había algunos entre nosotros — Nufñre, por ejemplo, que decía cosas como “¿cuándo podré ir a la peluquería, con las ganas que tengo de ponerme unas mechas?”; pero Myhsbk (con los pies siempre bien plantados sobre el duro suelo) se burlaba y decía que tendría que esperar por lo menos hasta que inventáramos el champú y que eso, tan secundario, iba para largo porque de momento eran mucho más importantes las cerillas que nos traían, tan difíciles y sin azufre, ni fósforo, ni nada, por la calle de la amargura — que desvariaban con ciertos atisbos, muy en embrión, desde luego, de algunas de las cosas que para ustedes son tan normales…
¡Qué tiempos aquellos!
Si les contara no se lo creerían.".

Es copia

En pocas palabras

Pensé que estabas, y ni siquiera eras.

Caja de bombones

Caja de bombones
Una de esas cajas que se pueden encontrar en cualquier cajón de cualquier aparador de cualquier comedor o cuarto de estar de cualquier casa y en las que, cuando las abrimos, nada más encontramos pequeños cirindulillos inservibles que, hace ya tantos años, imaginamos que alguna vez podíamos necesitar. Esta, afortunadamente, está como se puede ver vacía.