domingo, 18 de septiembre de 2011

Anda y ve

y ponte de largo y cuélgate los zarcillos, los collares y los dijes que guardas por si alguien dice que ni collares ni dijes, ni zarcillos ni pulseras ni diamantes ni rubíes guardas en el cofre antiguo tachonado de turquesas que heredaste de tu madre y heredó ella de su abuela.
Anda y ve y ponte colores en tus mejillas de cera y la diadema en el pelo brillante como la seda  y en las manos la blancura de la nieve cuando cesa el otoño en el que arrastra el viento las hojas secas.
Anda y ve y dile al espejo que no serás nunca vieja memoria de lo que fuiste sino avance de una nueva chiquilla que creció luego de crecida la entereza y revestida de aliento y de alegría y de promesas se levantó una mañana despierta en un alma nueva.
Anda ve y no digas nunca ni a tu sombra ni a la ajena que tú sabes que ya siempre no volverá la tristeza porque amaneciste un día despojada de pereza que ya no va a detenerte en tu búsqueda de aquella felicidad que intuiste cuando fuiste muy pequeña.
Anda y ve lo que te aguarda con que tan sólo tú quieras con la fuerza que te anima despojarte de las quejas que clavaron en tu alma tantas erróneas creencias que aprendiste al mismo tiempo que dibujabas las letras.
Anda ve y no te demores en olvidar los pesares ni en recordar los temores que te tuvieron asida tanto tiempo a la certeza de que ya no podrías nunca desechar tanta pobreza en que se sumió tu vida por culpa de tu impaciencia.

Anda ve corre y descubre maravillas que aun esperan a todo el que desterrando de su vida la torpeza se entrega a seguir andando por la senda que es estrecha pero se ensanchará cuando la esperanza reverdezca.

Caja de bombones

Caja de bombones
Una de esas cajas que se pueden encontrar en cualquier cajón de cualquier aparador de cualquier comedor o cuarto de estar de cualquier casa y en las que, cuando las abrimos, nada más encontramos pequeños cirindulillos inservibles que, hace ya tantos años, imaginamos que alguna vez podíamos necesitar. Esta, afortunadamente, está como se puede ver vacía.