domingo, 17 de julio de 2005

Demoler

123o526 1789062j4 0x4390s06 12 7=x4390@7:757101e8 h0:72=14 1014 05 45%714 <}260 946 12x29x7ó= 4 946 1287170 25}x7106 <60x 039064="7" 128v057108="" 178="" 289260="&0" 2="@62" 805="" 87="3á8" 9416="" 9641="" x4="%2=72=x70" x708="" x7108="">}2 25 f2=2x26 946 <05 05732="@4" 05="" 0843:64="" 0="4=730@4.<o:p" 0x4="@2x2628" 125="" 1283i="" 128m28="" 128x050:64="" 12="" 17890r7101="" 25="" 28="" 2="@62" 4="" 50="" 548="" 62="176" 76621="" 82="" 946="" 9527t28="" 9628="" 9u14628="" b52="" c06="" d2="" l0="" nx70="" x26="íx054," x43p0="" x4="q}2" x710="" x="" y="">

Caja de bombones

Caja de bombones
Una de esas cajas que se pueden encontrar en cualquier cajón de cualquier aparador de cualquier comedor o cuarto de estar de cualquier casa y en las que, cuando las abrimos, nada más encontramos pequeños cirindulillos inservibles que, hace ya tantos años, imaginamos que alguna vez podíamos necesitar. Esta, afortunadamente, está como se puede ver vacía.